martes, 27 de diciembre de 2011

Eddie Rosario - Un Flaco Con Fuerza

Eddie Rosario
Un flaco con fuerza 
No empece a que apenas pesa 170 libras, este prometedor jardinero se ha distinguido por su fortaleza.

Por Carlos Rosa Rosa / crosa@elnuevodia.com
CAROLINA - Eddie Rosario, fácilmente, puede engañar a su lanzador contrario. También a los fanáticos en las gradas.
Físicamente, el jardinero de los Indios de Mayagüez no debe intimidar a nadie en la caja de bateadores. Sus 6'0” de estatura y sus 170 libras de peso no dan señales de ser un bateador de fuerza.
Pero la realidad es otra.
Lo que pocos saben es el poder en las muñecas de Rosario. Este año, los serpentineros en la Liga de Novatos pueden dar fe de su fortaleza.
Rosario viene de sacudir 21 jonrones y remolcar 60 carreras en apenas 67 partidos con la organización de los Mellizos de Minnesota. En cada 12 turnos pegó un cuadrangular. Es un promedio de un ‘bambino’.
El joven guayamés sonríe al hablar del tema; de su físico y de su fuerza. Y admite que muchas personas viven engañadas hasta que lo ven pegarle a la pelota.
“Todo el mundo me lo dice”, comparte con El Nuevo Día. “Se impresionan por lo flaquito que soy. Al verme batear se dan cuenta de mi fuerza. Siempre la he tenido”, prosiguió Rosario, de 20 años.
El guardabosque no solo batea con fuerza, sino que también posee un buen contacto con la pelota. Es una combinación inusual en el béisbol.
Además de sus números de fuerza, Rosario también promedió .337 de bateo, el mejor de todas las Menores dentro de la organización de los Mellizos. Acumuló 91 hits y anotó 71 carreras. Su promedio en base fue de casi .400.
“Tengo todas las herramientas. Me siento un jugador bastante completo”, señaló el zurdo bateador.
La organización de Minnesota publicó el mes pasado los mejores prospectos de las Menores y Rosario figura en el listado entre los tres jardineros más cotizados.
Minnesota es un lugar de tierra fértil para los jóvenes ascender a las Mayores y a Rosario le entusiasma pensar que si continúa con este paso, su ascenso no encontrará mayores obstáculos.
“Esta es una buena organización. A los jugadores de las Menores le dan oportunidad. Entiendo que mi carrera va bien”, dijo Rosario, seleccionado en la cuarta ronda del sorteo de novatos del 2010 y quien espera subir a nivel Clase A en el próximo año.
Sus números en las Menores no fueron ignoradas por los Indios. El dirigente Dave Miley le ha dado sus oportunidades de juego, acumulando 42 turnos, nada mal para un jugador de 20 años. Y Rosario ha encontrado un nivel alto, confrontando problemas para producir con el madero. Hasta la acción de ayer, Rosario promediaba .214 sin jonrones y cuatro carreras remolcadas y cuatro anotadas.
“Aquí uno se hace más bateador al enfrentar pitchers veteranos. No es lo mismo de la Liga de Novatos. Hay que ponerse para su número. Hay muchos lanzamientos rompimientos. Allá (en Novatos) se ven más rectas. Hay que hacer ajustes todo el tiempo… la experiencia ha sido bien buena”, dijo Rosario para concluir.
 




No hay comentarios:

Publicar un comentario