sábado, 25 de enero de 2014

El Viejo Cacique......

 

 

 

CACIQUE WICHO


El pimentoso infielder Luis Figueroa está en su séptima serie final en uniforme de los Indios de Mayagüez, franquicia con la que ya ha ganado cuatro campeonatos nacionales

Y ahora al regresar me siento como en casa nuevamente. Aquí en Mayagüez, la fanaticada es diferente. Es bien apasionada. Y eso hace la diferencia. Y me gustaría estar retirándome donde empecé”
LUIS ‘WICHO’ FIGUEROA
EDITOR: RAYMOND PÉREZ RIVERA | deportes@elnuevodia.com
Desde la página 3 MAYAGÜEZ - Es la verja de los inmortales en el Cholo García.
GANADOR. Luis ‘Wicho’ Figueroa participa en su 13ra final. El líder histórico es Rubén Gómez con 16. Allí en la valla del jardín izquierdo del hogar de los Indios de Mayagüez están plasmadas aquellas figuras que dejaron una huella -dentro y fuera del terreno- en la organización más ganadora en la historia del béisbol invernal.
Diariamente, el veterano siore Luis ‘Wicho’ Figueroa camina por el campo y observa las fotos de los homenajeados: Alfonso Valdés (fundador de la Cervecería India); el exreceptor Humberto ‘Pita’ Martí (#4); el exlanzador Ceferino ‘Cefo’ Conde (#13); el exsiore José ‘Tony’ Valentín (#22); y el exserpentinero Luis ‘Mambo’ de León (#23).
Y Figueroa sueña con pertenecer a este selecto grupo. Cree tener los méritos para recibir tal distinción y acompañar a estas grandes figuras en un futuro.
“Me gustaría estar al lado de de la gente que ha puesto el nombre de Mayagüez en alto. He jugado casi toda mi carrera en Mayagüez, y le he dado muchos logros y alegrías a este pueblo”, confesó Figueroa en entrevista con El Nuevo Día.
“Es algo que pienso. Me gustaría estar ahí. Veremos lo que pasa cuando me retire”, agregó el campocorto de los Indios.
Figueroa, ciertamente, ha sido una de las figuras emblemáticas de la franquicia en las últimas décadas pese a una ausencia de cuatro campañas, antes de regresar a la novena en el corriente torneo. Debutó con los Indios en el 1997 y fue parte de cuatro campeonatos y dos subcampeonatos. Actualmente está activo en su séptima Serie Final con los Indios.
En Mayagüez, Figueroa también consiguió la mayoría de los más de 600 indiscutibles que acumula en la liga.
El pimentoso infielder ha dejado su huella en la franquicia y ha sido una figura muy querida por la afición mayagüezana.
En la Sultana del Oeste, hay voces que creen que el nombre de Figueroa debe ser inmortalizado.
“Hasta ahora debe ser uno de ellos”, dijo el historiador y cometarista Israel Peña. “Creo que merece su espacio, después que reconozcan a Pito Hernández y Coco Cordero. Wicho siempre ha sido un jugador importante en el equipo y ahora que regresó ha sido una sensación, cuando muchos pensaban que no le quedaba mucho”, apuntó Peña.
Con 39 años y 16 temporadas jugadas en la liga, Figueroa está contento con su retorno a su antigua casa. En la temporada del 2009, el experimentado pelotero fue canjeado a Santurce por Ángel Sánchez. Y para esta temporada, el nuevo gerente general, Frankie Thon, lo trajo de vuelta.
           LEGENDARIO. En el futuro, Luis ‘Wicho’ Figueroa debe estar en esta pared junto a las grandes figuras de los Indios.
 
“Mayagüez siempre me ha gustado desde el primer momento que llegué y compartí con Pito Hernández, Tony Valentín, Coco Cordero, Pedro Muñoz… ellos me enseñaron a jugar el béisbol. Fue un tiempo de ensueño”, dijo Figueroa, quien asumió el liderazgo de la franquicia ante el retiro de tales jugadores.
“Y ahora al regresar me siento como en casa nuevamente. Aquí en Mayagüez, la fanaticada es diferente. Es bien apasionada. Y eso hace la diferencia. Y me gustaría estar retirándome donde empecé”, destacó el vegalteño.
Y para no cambiar la costumbre, Figueroa está jugando en otra Serie Final. Es su decimatercera aparición en una Final en la liga, incluyendo tres como refuerzo en la postemporada. “Nunca se va el hambre de ganar. Tengo 39 años y sigo siendo fogoso dentro del terreno. Mi única mentalidad es ganar”.
La palabra retiro aún no corre por su mente en la liga invernal. Fuera de Puerto Rico, Figueroa sí ya enganchará el guante y comenzará una transición dentro del diamante. Dijo que aceptó una oferta para trabajar como adiestrador de infield con los Yankees de Nueva York. “Voy a estar con los Yankees en los campos primaverales, ayudando como ‘infield coach’. Ya que estoy terminando una carrera, hay que empezar otra”, señaló.
Pero en el próximo invierno, su mentalidad es vestir el uniforme de los Indios. “Siento que todavía puedo jugar. Este año me he sentido bien físicamente. Y me gustaría jugar otro año”, concluyó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario