jueves, 24 de diciembre de 2015

Indios Monarcas de la Seie Regular / Wicho Figueroa !! 700 Hits



Wicho Figueroa: “Esto es un regalo de Santa Claus, esto es un regalo que se me dio”

Por Karla Pacheco Álvarez / kpacheco@primerahora.com 12/24/2015 |00:00 a.m.





El promedio de Figueroa de por vida en la liga invernal ascendió a .296. (jose.candelaria@gfrmedia.com)  
El veterano Luis “Wicho” Figueroa se siente como un niño pequeño con su primer juguete después de alcanzar los 700 hits en la liga invernal.

El jugador del cuadro de los Indios de Mayagüez, Luis “Wicho” Figueroa, recibió su regalo de Navidad con dos días de adelanto.
El veteran pelotero vegalteño alcanzó anoche los 700 inatrapables de su carrera en la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC) en la victoria, 6-3, de la tribu ante los Gigantes de Carolina en el estadio Roberto Clemente Walker.
El batazo llegó mediante un sencillo ante el relevista de los Gigantes, Adam Kolarek, en la séptima entrada.
Con el batazo, Figueroa cumplió la gesta que no alcanzó el año pasado, cuando colgó los spikes y anunció su retiro luego de 18 temporadas en la liga invernal. Figueroa comenzó la campaña actual como uno de los coaches de los Indios, y la gerencia lo activó el pasado viernes,  18 de noviembre, y le dio la oportunidad de alcanzar el exclusivo club.
“Estaba tranquilo porque me sentía bien. Estaba confiado de que iba a tener un buen juego porque ya en los últimos tres días me sentí bien. Se sintió bien llegar a esa marca. No todo el mundo ha llegado a esa marca. Llegar a 700 hits quiere decir que uno es un buen bateador”, aseguró Figueroa luego del partido.
La algarabía de los fanáticos en el parque se hizo sentir con el batazo a pesar de que los Indios se encontraban jugando de visitantes.
El dirigente interino Stephen Morales decidió sustituirlo por Jesmuel Valentín, quien lo esperó cerca de la línea de tercera base y lo abrazó por varios segundos en señal de respeto.
Ese gesto podría considerarse como un pase de batón entre dos generaciones del béisbol puertorriqueño. Sus compañeros hicieron lo mismo al recibirlo con aplausos en el dugout.
Y así fue como Figueroa cerró, con broche de oro, una  noche mágica en la que consumió cuatro turnos para batear los dos inatrapables que le faltaban para llegar a la marca.  El primero de sus batazos fue otro sencillo al jardín central en su segundo turno en la tercera entrada.
“Esto es un regalo de Santa Claus, esto es un regalo que se me dio. No pensaba que iba a jugar, así que al volver a jugar me siento como si fuera un niño con su primer juguete.  Me lo estaba disfrutando al máximo y los muchachos estaban vacilando conmigo. Por eso es que uno ama tanto este deporte, por las amistades que uno tiene en el terreno”,  manifestó Figueroa.
El promedio de Figueroa en los cinco partidos que dispute luego de ser activado es de .350, y su promedio de por vida en la liga invernal ascendió a .296.
“Me sentía bien porque yo sabía que podía poner la bola en juego. No estaba pensando en ‘déjame dar un jonrón, un doble, un hit bien grande’. Lo que hacía era que estaba tratando de poner la bola en juego.  Creo que eso me hizo darlos tan rápido. Me sorprendió mucho porque no me había enfrentado a un pitcher desde febrero en la Serie del Caribe”, sostuvo Figueroa, quien ha consumido 20 turnos esta campaña.




"Wicho" Figueroa llega a los 700 hits en el béisbol invernal

Por Joel Ortiz Rivera 12/23/2015 |10:06 p.m.




Wicho Figueroa consiguió en menos de una semana los siete hits que le faltaban para la marca de los 700. (jose.candelaria@gfrmedia.com)  

El veterano jugador anunció su retiro el año pasado y comenzó la actual temporada como coach de los Indios de Mayagüez, pero regresó a juego para buscar la mítica cifra.
Los Indios de Mayagüez y los Cangrejeros de Santurce salieron anoche por la puerta ancha en una jornada especial de la Liga de Béisbol Profesional Roberto Clemente (LBPRC), pues el veterano antesalista de la tribu Luis “Wicho” Figueroa entró al exclusivo club de los 700 imparables en la liga invernal.
Mayagüez, que aseguró la primera posición global entrando a las últimas semanas de la serie regular, doblegó a los Gigantes de Carolina con pizarrón de 6-3, mientras que los monarcas Cangrejeros derrotaron a los Criollos de Caguas vía blanqueada de 3-0.
Figueroa entró al partido contra los Gigantes de Carolina a dos imparables de alcanzar la histórica gesta, y el hit número 699 llegó en la parte alta de la tercera entrada, cuando abrió la tanda con sencillo al jardín central. El histórico batazo que lo catapultó a los libros de historia de la LBPRC finalmente llegó en la parte alta del séptimo acto, cuando el veterano pelotero disparó otro hit, esta vez una roleta que se escapó al bosque derecho y que impulsó a Isaac Ballou.
El fogoso pelotero anunció su retiro oficial de la LBPRC el año pasado, cuando los Indios perdieron en la serie final a manos de los Cangrejeros de Santurce. Sin embargo, la novena lo activo el pasado viernes para darle la oportunidad de batear los hits que necesitaba para alcanzar la cifra. Figueroa, que logró la gesta en apenas seis días, bateó de 4-2, con una carrera impulsada.
El relevista importado Tyler Herron cargó con la victoria por los Indios y ahora cuenta con foja de 5-1, mientras que Adam Kolarek (1-3) obtuvo el revés en relevo por el veterano Dickey González.

Wicho Figueroa llega a los 700 hits en el béisbol invernal

El veterano jugador anunció su retiro el año pasado pero regresó a juego para buscar la mítica cifra

miércoles, 23 de diciembre de 2015 - 10:17 PM
Actualizado en: miércoles, 23 de diciembre de 2015 - 11:05 PM
Por Carlos Rosa Rosa

Wicho Figueroa (horizontal-x3)
Figueroa anunció su retiro del béisbol invernal el año pasado, pero regresó a juego en las últimas semanas en un intento por alcanzar los 700 imparables. (José L. Cruz Candelaria)
CAROLINA – A Luis ‘Wicho’ Figueroa apenas le tomó cinco partidos y 20 turnos para acumular siete indiscutibles y así arribar a la cifra de los 700 hits de su carrera en la pelota invernal.
El miércoles en la noche, Wicho Figueroa pegó dos sencillos para alcanzar dicha gesta en la victoria de los Indios de Mayagüez 6-3 sobre los Gigantes de Carolina en el estadio Roberto Clemente.
Figueroa llegó al juego con 698 hits y consiguió el 699 en el tercer episodio con sencillo ante los envíos del abridor Dicky González.
En el quinto inning, el veterano ‘infielder’ se eliminó con roleta en la inicial para fallar en su primer intento de llegar a la marca.
Y con el juego empatado 2-2 y con corredor en la tercera base en el séptimo inning, Wicho Figueroa consumió el turno grande de la noche. Y respondió. Ante el zurdo Aadam Kolarek, Figueroa sacudió sencillo al jardín derecho para entrar al club de los 700 hits y también darle la ventaja a su equipo 3-2 en las piernas de Isaac Ballou.
Figueroa, de inmediato, abrazó al coach de primera base Dalphie Correa, al tiempo que los jugadores de los Indios salieron del banco para aplaudirlo. Los integrantes de los Gigantes y su fanaticada también se unieron al reconocimiento y aplaudieron a Figueroa, quien reaccionó emocionado en todo momento. Le dieron la pelota y él la devolvió al ‘dugout’ visitante.
Acto seguido, Figueroa fue reemplazado por el joven Jesmuel Valentín. Figueroa regresó sonriente al ‘dugout’, donde sus compañeros les esperaban para felicitarlo.
“Se sintió bien llegar a esa marca. No todo el mundo llega a los 700 hits. Eso representa que fui un buen bateador en esta liga”, reaccionó Figueroa, tras el partido.
“Este es el regalito de Santa Claus… y le doy las gracias a Dios por darme salud para poder jugar este juego”, dijo el veterano jugador al sorprenderse de acumular siete hits en apenas cinco partidos. “Me sorprendió muchísimo. Hasta la semana pasada no había visto un lanzamiento desde febrero pasado en la Serie del Caribe. Pero me sentía bien y sabía que podía batear”, dijo Figueroa con 18 temporadas en la liga y quien ahora promedia .350 en cinco partidos.
Kennys Vargas también sacudió un jonrón dos carreras como parte de un ramillete de tres anotaciones en el séptimo inning para colocar a los Gigantes al borde de la eliminación. Mayagüez sigue en el primer lugar con 25-13. Carolina lleva tres derrotas al hilo.
Hace una semana, Figueroa se quitó las zapatillas de coach y se colocó los ‘spikes’ de jugador con la misión de alcanzar la gesta de anoche.
Y el pimentoso ‘infielder’ lucía anoche feliz con su retorno al diamante. “Me siento como un nene chiquito. Esto es como un sueño. Me dieron la oportunidad de nuevo y estoy disfrutando el momento”, dijo Figueroa a El Nuevo previo al desafío en el Clemente.
Figueroa, de 41 años, anunció su retiro de la pelota invernal en el pasado torneo con 693 hits. Y la gerencia de los Indios informó que el vegalteño permanecería en la organización como coach. Y así aconteció. Figueroa arrancó esta campaña como uno de los coaches del dirigente Pat Kelly.
Y el inicio de la temporada lo manejó bien en el ‘dugout’. Una vez fue moviéndose la temporada y la adrenalina aumentar, Figueroa comenzó a hablar de la posibilidad de retornar al terreno de juego. “Al principio estaba bien, pero después la vena comenzó a picar. Como no había mucha oportunidad, pensé dejarlo así”, dijo.
En la última semana, los Indios se despegaron en la primera posición y aseguraron el pase a la postemporada. Entonces surgió la oportunidad de brindarle una oportunidad a Figueroa de colocarse los ‘spikes’ de nuevo y tratar de entrar al ‘Club 700’. Y el veterano jugador no ha desperdiciado el turno que Kelly y la gerencia de los Indios le han brindado. Antes del juego de anoche, Figueroa pegó cinco hits en 16 turnos para continuar demostrando que aún puede producir en esta liga.
“Cuando nos pusimos en una mejor posición, surgió la oportunidad de jugar y estoy demostrando que todavía puedo jugar en un buen nivel. Que todavía me queda gasolina en el tanque”, dijo.
¿Y por qué te retiraste la pasada temporada?, se le preguntó.
“Me retiré porque no quería que la organización de los Yankees (Nueva York) pensara que todavía quería seguir jugando. Quería seguir trabajando con ellos (como coach en las Menores), pero ahora no me renovaron el contrato. Así que, por un momento, me quedé sin la soga y sin la cabra”, comentó.
Los Indios ya tienen boleto a la postemporada y Figueroa no ocultó su deseo de permanecer activo en el elenco. Dijo que aún no ha discutido esa posibilidad con el dirigente Kelly ni con el gerente general Frankie Thon.
“Claro que me gustaría seguir en la postemporada”, contestó. “Podría salir del banco y ayudar al equipo a ganar otro campeonato. Hay que esperar que acabe la serie regular para ver lo que pasará”, concluyó diciendo Figueroa. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario