martes, 26 de enero de 2016

Iván Dereck Rodríguez ansía brillar con luz propia

Iván Dereck Rodríguez ansía brillar con luz propia

El hijo del estelar exreceptor boricua, Iván Rodríguez, busca consolidar su carrera como lanzador
VD23012016_Beisbol_Santurce_Mayaguez 19
Rodríguez calienta el brazo previo a un partido de los Indios de Mayagüez en la serie final. (Agustín Santiago/EL VOCERO)
 
Por Yamaira Muñiz Pérez, EL VOCERO 3:45 am
Llevar la sangre, el nombre y apellido de uno de los mejores receptores puertorriqueños en la historia de las Grandes Ligas es sinónimo de orgullo para Iván Dereck Rodríguez.
No tan solo por la legendaria carrera de su padre, Iván Rodríguez, sino porque ha sido una pieza fundamental en su corta carrera como pelotero.
Pero, más allá de la admiración que siente por su papá o de lo que representa ‘Pudge’ en el mundo del béisbol, el lanzador de 23 años quiere brillar por luz propia.
“Ser el hijo de él es algo importante para mí y en mi carrera. Papi jugó muchos años pelota y tuvo una carrera muy buena, pero ahora yo estoy tratando de hacer la mía con mi propio nombre y cumplir con mis metas yo solo”, expresó Rodríguez, hijo, en una reciente entrevista con EL VOCERO previo a un juego de la serie final entre Mayagüez y Santurce.
Y así ha sido.
Luego de ser cambiado de la posición de guardabosque a lanzador en 2013, el joven prospecto de los Mellizos de Minnesota ha visto crecer su corta carrera a pasos agigantados.
Rodríguez viene de una destacada actuación el pasado año en las Ligas Menores, donde fue seleccionado como el Lanzador del Año en la Liga de los Apalaches, categoría Rookie, al acumular marca de 6-3, con 2.85 de efectividad en 66 y un tercio de entradas, para el filial Elizabethton Twins, de la organización de Minnesota.
Este año disputa su segunda temporada y serie final con los Indios, en la que ha demostrado que tiene el mismo brazo de su padre, ganador de 13 Guantes de Oro.
“Ya yo me siento bien (con el cambio de posición). Yo siento que he sido pitcher durante mi vida entera. Me siento muy cómodo ya pitcheando. Me gusta mucho”, dijo Rodríguez.
El vástago del futuro miembro del Salón de la Fama tuvo efectividad de 4.61 en 10 salidas y 13 y dos tercios de entradas durante la serie regular, donde permitió 14 imparables y siete carreras limpias. Además de otorgar 12 ponches y regalar cuatro boletos gratis.
En la postemporada lució más sólido, al permitir 1.00 carreras limpias en tres salidas y nueve entradas completas.
“Estoy tratando de aumentar un poquito más de velocidad, controlar los pitcheos un poco más y ser más consistentes. Eso es importante, especialmente para mí que allá afuera yo soy iniciador y es importante establecer una buena base en el juego”, apuntó Rodríguez, quien trabaja con el coach del bullpen de los Indios, Alex Cruz.
Rodríguez se reportará el próximo 28 de febrero a la organización de Minnesota con la mira siempre puesta en llegar a las Mayores y dejar su propia huella al lado de la de su padre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario