lunes, 11 de enero de 2016

Más vida al brazo de Hiram Burgos


El lanzador boricua busca restablecerse en las Grandes Ligas tras recuperarse plenamente de su lesión en el hombro derecho 


En el 2013, el derecho Hiram Burgos saltó a las primeras planas  del país por su brillante desempeño en el pasado Clásico Mundial de Béisbol y por su debut en el mejor béisbol del mundo.
Desde el montículo, Burgos fue una pieza relevante en el subcampeonato de Puerto Rico con marca de 1-0 y una tacaña efectividad de 0.69 en 13 innings.
Antes del certamen internacional, Burgos apenas era reconocido por la fanaticada deportiva de la Isla.
Su nombre continuó sonando en la campaña de las Grandes Ligas, cuando debutó ese mismo año con los Cerveceros de Milwaukee. Burgos no podía pedir más. Era un año de ensueño para él.
Pero llegó el 2014 y la historia fue cambiando. Una lesión en el hombro derecho cambió su ruta. Fue operado en julio y solo completó 18 entradas en la filial Triple A con Milwaukee. Su paso ascendente se vio afectado.
Burgos cumplió con una rehabilitación de cuatro meses y retornó a la loma el pasado año.
Lanzó primero con Mayagüez en el béisbol invernal y luego la organización de Milwaukee lo llevó con calma en las Menores, apareciendo en los niveles de Clase A, Doble A y Triple A. El derecho completó 149.1 entradas con marca de 8-8.
Burgos cree que ya llegó el tiempo de aparecer nuevamente en las primeras planas. Y mira este 2016 como el año de establecerse en las Mayores con los Cerveceros con un hombro más saludable.
Firmó un contrato de liga menor con invitación a los campos primaverales.
“Este año, me voy a poner en los papeles. Voy a volver a jugar en las Grandes Ligas y en el Clásico Mundial del 2017. Diría que me siento el doble mejor de cómo me sentí en las Grandes Ligas y en el Clásico en el 2013. Ahora mismo me siento en la mejor condición de mi vida”, aseguró ayer el serpentinero de los Indios en el béisbol invernal.
En el invierno, Burgos tomó la decisión de trabajar su físico con el trainer Josué Lionel.
Dijo que ha cambiado la rutina de ejercicios y de sus hábitos alimenticios para ver una evolución en su físico. Precisó que hace un mes pesaba 218 libras y ahora pesa 205 libras.
Mejor condición
“He hecho cambios en el entrenamiento y en la nutrición. Son cosas que estoy adaptando a mi estilo de vida. Estoy comiendo mejor y descansando más. Estoy teniendo una mejor ética de trabajo que está afectando positivamente mi vida dentro y fuera del parque. Y en esta temporada con Mayagüez he visto la mejoría”, dijo Burgos.
“Antes después de lanzar, podía estar resentido del hombro y de la espalda por tres o cuatro días. Ahora mismo, ya al segundo día no siento nada de dolor. Ha sido una diferencia grande. Me siento muy saludable”, agregó el cayeyano, de 28 años.
En la fase regular, Burgos lució dominante en las salidas que tuvo como relevista y abridor.
Recopiló marca de 2-0 con efectividad de 1.76 en 15.1 entradas. También ponchó a 19. Y en el ‘round robin’, Burgos brilló en su primera salida al completar cinco entradas sin hits con seis ponches en la victoria 11-1 sobre Caguas.
En este tiempo, según el lanzador, ha trabajado en la mecánica con el experimentado adiestrador de los Indios, Rafy Chávez.
“Estoy aprendiendo a cómo usar mi cuerpo para lanzar la pelota. Rafy es un coach con mucha experiencia y me ha ayudado muchísimo”, dijo Burgos.
Al verlo lanzar en esta campaña con los Indios, Chávez no tiene duda de que Burgos es un serpentinero de las Mayores.
“He visto que tiene más vida en el brazo. Tiene una buena condición física y la habilidad de lanzar. También su repertorio es más completo, porque puede cruzar sus lanzamientos en ambas esquinas del plato. Fácilmente puede tirar de nuevo en las Mayores”, opinó Chávez.
Burgos recopiló marca de 1-2 y efectividad de 6.44 en su debut con los Cerveceros en el 2013. Completó 29.1 innings y abanicó a 18.
Peleará por un espacio
El cuerpo de lanzadores de los Cerveceros no luce tan dominante. Así que hay buenas opciones para que Burgos forme parte de la rotación de lanzadores en el inicio de la temporada. Su compatriota Jorge López también luchará por un espacio.
Los abridores Matt Garza, Kimmy Nelson, Wily Peralta y Tyler Jungmann estarán de vuelta. El veterano Kyle Lohse no regresará en el 2016.
Burgos conoce bien sus opciones.
“El equipo está en una reconstrucción y, por tal razón, no lo pensé dos veces para firmar. Solo estuve dos días como agente libre después de la Serie Mundial. Me ofrecieron un buen contrato y sé que hay una buena oportunidad. Pero hay que ir a los campos a poner buenos números. Voy con mucho ánimo este año”, concluyó Burgos, seleccionado en la sexta ronda del sorteo de novatos de 2009 por los Cerveceros.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario