viernes, 22 de enero de 2016

Por Si Te Queda Alguna Duda......



Sobre tres décadas de dominio de La Tribu

Los Indios de Mayagüez iniciarán esta noche en el Estadio Cholo García su 21ra serie final desde el 1984

viernes, 22 de enero de 2016 - 12:03 AM
Por Rubén A. Rodríguez
Indios de  Mayagüez (horizontal-x3)
Los Indios de Mayagüez son “la mejor franquicia de nuestro béisbol invernal y lo llevan siendo por muchos años", afirmó Carlos Pieve. (Jorge Ramírez Portela)
Cerrando las década de los setenta, la franquicia de los Indios de Mayagüez era más bien un complemento de la liga invernal.
Jugando en un estadio anticuado y vetusto como el viejo Cholo García, los dóciles Indios apenas habían ganado tres cetros nacionales desde el nacimiento de la liga invernal a finales de la década de los treinta. Eran los tiempos en que las primeras planas deportivas del país eran acaparadas por las franquicias de Santurce, Ponce y Caguas.
En la campaña del 1977-78, bajo la dirección de René Lachman y la aportación gerencial de Carlos Pieve, los Indios rompieron una racha de once años sin ganar un título.
Pero en la década de los ochenta, la franquicia mayagüezana, bajo el padrinaje de Luis Gómez, comenzó a elaborar páginas de oro en la historia del béisbol puertorriqueño al conquistar cuatro cetros nacionales. Fue específicamente el 1984 el año del ‘nacimiento’ de lo que se conoce hoy en día como la franquicia más sólida y ganadora del béisbol nacional. Pero los años de gloria estaban por venir.
Trece campeonatos desde entonces y un total de 21 series finales en 32 años tienen en su resumé esta franquicia. En ese periodo han conseguido siete subcampeonatos. Y la historia continúa ya que a partir de esta  noche, los Indios se lanzaban en búsqueda de su campeonato número 19 cuando reciban la visita de los campeones Cangrejeros de Santurce en la revancha de la final de la temporada pasada.
“Ahora mismo es la mejor franquicia de nuestro béisbol invernal y lo llevan siendo por muchos años. La mejor palabra es decir que son la más sólida”, dijo Pieve, un exanalista de béisbol de este diario y quien ganó como gerente general tres cetros nacionales con los Indios.
Tradición ganadora
“Hay una tradición ganadora en el terreno de juego. Pero también ha habido una buena gestión de sus dueños y gerente generales”
“En el 77-78 estuve con Gómez y en los 2000 (2003, 2005) estuve con Daniel Aquino que nunca escatimó en los recursos. Él quería ganar campeonatos y punto”, agregó Pieve.
Bajo la administración de Gómez, los Indios ganaron tres títulos nacionales adicionales (84,86 y 88). Éste le vendió la franquicia al fenecido  Iván Méndez preparando el escenario para la década más productiva en términos de campeonatos ganados de la franquicia.
Cinco en total fue el saldo de cetros para los Indios bajo la administración de Méndez. Fueron años tormentosos y de mucha controversia en términos de la relación pelotero-dueño. Pero en el terreno de juego era otra cosa.
Fueron años en los que los Indios fueron realmente una maquinaria. Ganaron con Tom Gamboa en el 1989, 97 y 98, con Pat Kelly -hoy dirigente de los Indios- en el 92 y con Al Newman en el 99. Alegan que existe una especie de magia en esa franquicia. Todos los jugadores que han jugado allí parecen contagiarse con la misma.
Pero en adición a ello hay que agregarle el respaldo absoluto que siempre le ha dado su fanaticada al equipo. Animados  y apasionados son dos de los adjetivos que siempre se la atribuido a esta ferviente grey mayagüezana.
Crédito a la fanaticada
“Ese trato que le da los fanáticos a los jugadores del equipo ha sido clave en todo esos triunfos. Uno como pelotero se contagia de una manera increíble”, dijo por su parte, Tony Valentín, una de las principales figuras en los campeonatos logrados en los  noventa.
“Recuerdo que antes de jugar con Mayagüez -jugó con Santurce- nadie quería ir para allá. Esa fanaticada era bien fuerte. Yo prefería irme en la guagua del equipo”, agregó riendo.
“Pero ya después que jugabas con ellos era otra cosa. Esa fanaticada era fuerte, pero nunca abandona a su equipo. Nunca nos dejaba solos”.
Valentín vivió dos interesantes épocas con los Indios. Primero jugó bajo la era de Luis Gómez a quien describió como una persona ‘honrada y entregada’.  La segunda con  Méndez.
“Nunca tuve problemas con él, pero eran muy pocos los que estaban de acuerdo con Iván.  Nosotros creamos una familia y jugábamos por nosotros y por orgullo. Lo hacíamos por esa franquicia y por la fanaticada, Creamos un hogar. No habían estrellas, pero veníamos a fajarnos y estábamos presentes desde el primer día”, dijo recordando aquellas batallas campales con unos Senadores de San Juan repletas de grandesligas.
Por otro lado, Martín ‘Machete’  Maldonado, parte de la nueva generación de los Indios, dijo que en la franquicia “existe un deseo de ganar para la franquicia y la fanaticada. Hay siempre una mentalidad de ganar”. 
“En esto hay dos personas claves. Rafy Chaves y Stephen Morales (coaches) que siempre nos hablan cuando las cosas están mal para hablarnos de la importancia de ganar”, agregó el receptor de Grandes Ligas, que esta temporada  no jugó con los Indios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario