martes, 12 de diciembre de 2017

Jack Morris - Crucial su paso por los Indios



Jack Morris - Crucial su paso por la Liga de Puerto Rico
Tuvo una destacada actuación con Mayagüez en la temporada 1978-79
El Nuevo Día 12 Dec 2017
RUBÉN A. RODRÍGUEZ


Tras trabajar en el invierno del 1978 con los Indios de Mayagüez, Jack Morris pasó a formar 
parte de la rotación de los Tigres de Detroit en la temporada del 1979.

El béisbol invernal puertorriqueño le sirvió a Jack Morris de antesala y se convirtió en un capítulo importante en la ilustre carrera del hoy miembro del Salón de la Fama.
Morris, quien fue escogido junto a Alan Trammell como nuevos miembros al recinto de los inmortales por el Comité de la Era Moderna, lanzó para los Indios de Mayagüez en la temporada del 1978-79.
Morris, que para aquel entonces tenía 23 años, venía de lanzar 106 episodios con los Tigres de Detroit en la campaña del 1978 con un registro de 3-5.
La gerencia de los Tigres entendía que Morris necesitaba taller durante el invierno y lo envió junto al también prospecto receptor Lance Parrish para que trabajaran en la competitiva liga invernal puertorriqueña.
Mayagüez, que venía de ganar el título nacional y del Caribe en la temporada anterior, estaba com- puesto por Ramón Avilés, Bombo Rivera, Kurt Bevacqua, Jim Dwyer, Edgar Romero y José Manuel Morales, entre otros.
Morris vino sin restricciones y lanzó hasta la serie final de la campaña del 1978-79.
El lanzador derecho trabajó el 102.1 entradas y finalizó con marca de 7-3 con una efectividad de 4.84. Ponchó a 58 bateadores y le otorgó boletos a 48 hombres.
Mayagüez finalizó con marca de 32-28 en una cuarta posición, a catorce juegos de los líderes Lobos de Arecibo.
En la semifinal, Morris no tuvo decisión, pero trabajo 14.1 entradas. En la final, ante los Criollos de Caguas, trabajó otros 14.2 episodios y tuvo balance de 1-1. Los Indios perdieron en esa final ante Caguas en siete juegos.
En total, Morris lanzó en Puerto Rico ese invierno 131 entradas.
Meses después, Morris obtenía un puesto en la rotación de los Tigres. Terminó con marca de 17-7 y trabajó en la friolera de 197.2 entradas.
Fue el comienzo de una excelente carrera de 18 temporadas en las Mayores. Finalizó con marca de por vida de 254-186 con efectividad de 3.90. Ganó tres veces veinte juegos o más. Lanzó en tres Series Mundiales.
En el Clásico Otoñal del 1991 fue escogido el Jugador Más Valioso con los Mellizos de Minnesota.
Por otro lado, Morris se convierte en el quinto jugador que vistió las franelas de los Indios que está en el Salón de la Fama. Los otros son Bob Leonard, Phil Niekro, Tom LaSorda e Iván Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario